miércoles, 26 de julio de 2017

Juego de niños de Carmen Posadas

Tengo una pequeña obsesión con los libros cuyo protagonista es escritor, en este caso escritora, y esto fue lo primero que me llamó la atención de esta novela, pero después de su lectura tengo opiniones dispares sobre ella.
 
Cuando la realidad que rodea a Luisa Dávila, famosa escritora de thriller, empieza a parecerse a la trama de su novela y a un hecho que sucedió cuando era niña, la muerte accidental de un niño, su vida se vuelve caótica. No es capaz de separar la realidad de la ficción y todos son sospechosos.

Con Juego de niños tuve, en muchos momentos, la sensación de estar leyendo dos libros a la vez. Desde el primer capítulo se alternan extractos de la novela que está escribiendo la protagonista con la que nosotros estamos leyendo. Es una forma de narrar que siempre me ha parecido curiosa. La autora aprovecha esto para darnos unos consejos de escritura y entre unas cosas y otras cuando quieres darte cuenta estás enganchada a la trama.

La primera parte está escrita en tercera persona pero se mezcla con la voz de la protagonista que se mete constantemente en la narración; al principio esto me irritaba un poco aunque al final acabó gustándome mucho. Por otro lado, la segunda parte está narrada en primera persona y nos mete de lleno en el clímax de la historia.

El ritmo de lectura es un poco caótico. Los momentos en los que se mezcla  la novela de Luisa Dávila con la de Carmen Posadas, aunque me gustan, pueden confundir un poco. Es cierto que se distinguen bien porque están escritos con otra tipografía, pero el cambio de voz y de lenguaje son bastante bruscos. Los capítulos son largos aunque no llegan a ser pesados.

La trama, que según la sinopsis trata de la maldad infantil, si bien es cierto que engancha no llega a ahondar en el tema. Carmen Posadas te da muchos detalles sobre esa maldad y te nombra bastantes estudios y novelas que lo tratan pero en la novela se toca con pinzas, como con miedo. La autora deja un final abierto y tengo que reconocer que me gustó mucho.

A pesar de todo lo dicho volveré a leer algo de la autora. Si habéis leído este u otro libro de Carmen Posadas decídmelo en los comentarios.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.

jueves, 13 de julio de 2017

Después de tantas penas de Ana Medrano

Después de tantas penas es la tercera entrega dela saga de 'Nena Castelao'. En este libro Nena vuelve a deleitarnos con su capacidad de meterse en líos porque a estas alturas ya es evidente que tiene un don para atraer a los problemas.

Cuando Nena se dirige a San Tirso para celebrar el día de Reyes se encuentra en mitad de la carretera a una joven, a la que casi atropella, semidesnuda, empapada y aterrada y decide acogerla para intentar ayudarla. Por otro lado, Esperanza, la hermana de su amiga Irene, recibe unos extraños anónimos y deciden pedirle ayuda a Nena.

Ana Medrano, la autora, ya es fija en mis lecturas. Me maravilla la forma en que narra las aventuras y desventuras de su protagonista. En esta tercera parte nos muestra otra cara del ser humano. Una cara capaz de dañar de forma consciente a un semejante y que los responsables se vayan, casi siempre, de rositas. Aunque también podremos ver que siguen existiendo personas que lo dan todo sin pedir nada a cambio.

Es una lectura rápida en la que te obligas a bajar el ritmo para disfrutar de lo que la autora no nos cuenta con palabras. Los capítulos comienzan con la estrofa de una canción, como ya hizo en Y en nosotros nuestros muertos En el lugar de siempre, que tiene algo que ver con los que nos cuenta en cada uno de ellos. Confieso que esa manera de iniciar los capítulos es algo que, ya desde el primer libro, me encanta.

Como ya es habitual conoceremos la historia a través de los ojos de Nena pero siempre acompañada de sus grandes aliados. Sole y su hijo, Lola y Guio, su tío Dado y Javier estarán a su lado para apoyarla y hacer que ponga los pies en la tierra y frene en seco cuando su vida se descarría.

Al igual que con los dos primeros libros, he disfrutado muchísimo leyendo a Ana Medrano y a su incorregible Nena. Podéis leer las reseñas de Y en nosotros nuestros muertos y En el lugar de siempre pulsando sobre el título.

Agradecer de nuevo a Ana Medrano por pensar en mí y dejar que disfrute de esa maravillosa saga. Ya tengo pendiente La ceremonia de la desolación, la cuarta parte, y no tardaré mucho en devorarla.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.


sábado, 1 de julio de 2017

La chica en la niebla de Donato Carrisi

El teléfono despierta a Flores, psiquiatra, a horas intempestivas. En Avechot, el pueblo donde vive, no pasa nada después de caer la noche. Al llegar al hospital se encuentra con un paciente al que no esperaba ver más: el agente especial Vogel. Está desorientado, lleva la ropa sucia y ensangrentada y solo recuerda que ha tenido un accidente de coche. Acompañaremos a Vogel en la investigación de la desaparición de Anna Lou, una chica de dieciséis años que se esfuma en pleno día sin dejar rastro.

La chica en la niebla es una narración trepidante con constantes saltos en el tiempo. Alterna capítulos donde nos cuenta el motivo que a llevado a Vogel a tener el accidente y, a la vez, qué fue lo que le pasó a Anna Lou. Esta estructura en los capítulos refresca la historia y ayuda a que la tensión crezca. Son capítulos largos, aunque se leen en un suspiro, con un ritmo pausado y siempre te dejan con ganas de más. Está narrado en tercera persona, pero esta voz  te confunde y te lleva por donde te quiere llevar. Dudas de todo y de todos. 

Vogel es un personaje atípico. Es frío, presuntuoso y solo sirve a una causa: él mismo. Pero algo tiene Vogel que te hace pensar que sin él el caso estaría perdido. Los personajes secundarios juegan contigo aun más que el agente especial. El narrador hará que entres en la mente de cada uno de ellos con un solo fin: manejar la tuya.

He disfrutado mucho de la trama de esta historia. Podría quedarme con el típico "te dejará sin aliento", pero esta historia va más allá. Indaga en la mente del protagonista, de los secundarios y en la del lector. Hacía mucho que un thriller no me resultaba previsible en algún momento de la lectura pero Donato Carrisi me ha tenido engañada hasta el final. ¡Y qué final! Cuando crees que ya está todo cerrado y empiezas a jactarte de que has descubierto su juego el autor te suelta la bomba. Sin duda, Carrisi sabe llegar al lector sin hacerse esperar, pero sin darle más datos de los necesarios. Al acabar la lectura necesitas más de lo que ya se conoce como el #FenómenoCarrisi.


Por último, agradecer a Duomo Ediciones el ejemplar.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.