viernes, 30 de septiembre de 2016

Leer está de moda


El título de este post debería estar entre signos de interrogación. No es una afirmación por que no vengo a contaros los beneficios de la lectura, vengo a preguntaros por qué leéis.

Me imagino multitud de respuestas pero, como a todo, el postureo ha llegado a la literatura. No es una frase escrita sin pensar, está basada en horas, y horas, navegando entre perfiles de lectores.

Soy fan de Instagram y es allí donde me di cuenta de que, por desgracia, se están usando los libros para conseguir seguidores que no irían a tu perfil de otra manera. Es raro el día que no me salta una notificación de un nuevo seguidor que al entrar a su perfil me encuentro con la frase: lector/a empedernido/a. ¡Bien!, pienso.  Mientras ojeo su galería me encuentro con mil selfies y un par de fotos de libros. Mi gozo, al pozo. Cometo el error de darle al corazón en las fotos de libros y creo que sabéis que viene ahora. Sí, exacto, llega en segundos el mensaje directo: me encanta tu perfil. Sígueme y te sigo. No sé que fuerza invisible me lleva a preguntar que le ha parecido uno de los libros que aparece en su galería y me contesta, sin cortarse, que no sabe de que va porque no le gusta leer pero que queda bien eso de hacer como que lees. Imaginaros mi cara de idiota al leer semejante infamia.

No me molesté en contestar, pero cada vez es más frecuente encontrar perfiles con fotografías de libros y que al preguntar que tal la experiencia de leerlos te dicen, sin pelos en la lengua, que no lo saben porque son solo fotos bonitas.

Como lectora ver que los libros se están usando para conseguir seguidores me duele. Leer no es una moda y los libros no deberían ser un accesorio. La lectura es viajar, es diversión, aventuras, amor, erotismo, amistad... La lectura es, y debería ser, un placer no algo que usar para tener un número más alto en el marcador de Instagram o de cualquier otra red social.

Leer es mi modo de vida, mi tabla de salvación, mi lugar de refugio por eso no entiendo ese afán de acaparar cualquier espacio para ser más visible. Y para vosotros, ¿ qué es la lectura?

Os deseo grandes lecturas.
 
Laura. 

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Entrevista a Ana María Alcaraz Roca

¡Buenos días, mis libreros!

Hoy vengo con la entrevista a una autora a la que adoro. Gracias aun colaboración con la editorial Tombooktu de la que recibí Sirenas en la niebla, conocí a Ana María Alcaraz Roca.

Después de leer el libro le dejé un mensaje privado a través de Facebook y ahí comenzó una gran amistad.

Ana es maestra de primaria en Murcia además de una escritora que cuenta ya con varios libros publicados entre ellos Sirenas en la niebla y No crecieron rosas sobre sus tumbas, en la que nos habla de la Guerra Civil y de la búsqueda de una verdad que quedó enterrada demasiado tiempo. Pero no solo novela sale de su pluma sino que también poesía.

Ana no es una maestra convencional, no se estanca en enseñar a sus alumnos lo que marca la ley sino que los ayuda y acompaña en un proceso esencial de la vida trabajando la inteligencia emocional.

Lectora e inquieta por naturaleza nos deja conocerla un poco más.

1. ¿Cómo nació Sirenas en la niebla?
Después de mi anterior y primera novela,  No crecieron rosas sobre sus tumbas estuve unos años dedicada a la poesía. En el año 2012 me surgió la necesidad de escribir otra novela. Como desde la adolescencia me han encantado los relatos victorianos, pensé en esa posibilidad. Durante un año estuve releyendo a las hermanas Brönte, a Jane Austen; a la mayor parte de los novelistas del  siglo XIX, sin embargo  la idea no terminaba de cuajar. En junio de 2013 fui invitada a una lectura poética , llevé uno de mis más queridos poemas: el monólogo de Penélope. Entre los poetas participantes había una profesora de griego de la Universidad de Murcia. Hablamos y me prometió enviarme por correo electrónico la fotografía de un cuadro de Waterhouse (Penélope entreteniendo a los pretendientes). A los pocos días lo recibí y entonces, sucedió. Supe que quería hablar de un pintor prerrafaelita y nació Sirenas en la Niebla.

2. Elena lleva el peso de la historia, ¿qué hay de ti en ella?
Elena era el  único personaje que existía antes de la novela pues pertenecía a un relato inconcluso y me pareció que se merecía un destino mejor que el de un cajón de mi escritorio.  En principio, Elena tiene poco de mí. Ella ha sufrido las consecuencias  de una relación tóxica, ha crecido influenciada por el mito de la princesa, proviene de una clase social acomodada. Nada de esto tiene que ver conmigo. Sin embargo algunas de mis fortalezas y debilidades las he proyectado  en ella: la perseverancia, la vulnerabilidad, el deseo de ser  la dueña de su destino y sobre todo el amor por el Arte, concretamente por la pintura.

3. ¿Escritora de brújula o de mapa?
Me encanta que me hagas esta pregunta siguiendo la definición de Javier Marías. Soy escritora de brújula. Cuando empecé la redacción de la novela solo tenía el personaje de Elena y el del pintor . Además de la ambientación y la época  histórica. Lo demás fue surgiendo a medida que escribía. En algunos momentos tuve la sensación de que la historia fluía sola, de que la novela estaba escrita en algún recóndito lugar de mi cerebro. Fue apasionante.

4. Para leer qué prefieres: ¿clásicos o literatura contemporánea?
 Ambos, pero en cuanto a la literatura actual soy muy exigente, no leo cualquier cosa. Ha de ser buena y sobre todo que conecte conmigo, que me atrape y que me haga  soñar, reír, emocionarme; que me aporte algo.

5. ¿Para quién escribes?
 Buena pregunta. Cuando escribo no pienso especialmente en  agradar al lector, pienso en la historia en sí,  que me guste a mí y por supuesto que lo narrado tenga hondura, consistencia. Es decir, que tenga capas y puedas abordar la lectura desde diversas perspectivas. Soy muy exigente con lo  que escribo y el  lenguaje me parece fundamental  tiene que estar impregnado de connotaciones, de lirismo cuando procede, de belleza. Escribir, para mí, es un intento de atrapar la belleza a través de las palabras. Que lo consiga o no, es el lector quien debe juzgar. Es lo que pretendo, hacia lo que tiendo.


6. Sirenas en la niebla está lleno de símbolos, ¿Cuál de ellos hizo crecer la historia?
 Efectivamente, el plano simbólico de la novela está trabajado de forma exhaustiva y consciente: los cuadros de Hunter, los dos poemas que aparecen  en el texto, el paisaje.... Hasta el título encierra un símbolo, que por supuesto no voy a desvelar y que el lector solo conoce al final. He de aclarar que he sido un tanto traviesa al no desvelar el porqué del título  hasta las últimas páginas dejando la incógnita vagar por la mente de los lectores hasta la conclusión del relato.  Si tuviera que escoger uno sería  el eterno conflicto entre el Amor y la Muerte, entre Eros y Tanatos.  La fuerza inconmensurable del Amor entendido a la manera griega (eros-philia y ágape) que es capaz de burlar a la misma muerte. D e alguna manera, Sirenas en la niebla habla de esto: del amor constante más allá de la muerte, como en el célebre soneto de Quevedo.

7. Cuéntanos, ¿escribes donde aparece la musa o te llevas la musa a tu terreno?
 Opino que el escritor siempre está escribiendo aunque no tenga un lápiz entre sus manos. Para explicarlo voy a recurrir a una metáfora: yo me imagino a mi misma como una especie de trapero con un saco a la espalda en el que voy introduciendo aquello que me encuentro: retazos de conversaciones, las sensaciones que me provocan la lectura de un cuadro, una música, un  paisaje; personas que conozco o que observo sentada en la terraza de un bar. Todo  me vale. Luego con estos materiales elaboro mi particular creación. 
 Creo que a la musa me la llevo a mi terreno, por regla general. Aunque a veces me despisto y es ella la que me gobierna, la que dirige la historia. Le permito que juegue un poco, que se deje sentir, pero soy yo quien lleva la voz cantante.

8. Esta no es tu primera novela pero, ¿alguna vez imaginaste que publicarías un libro?
 Esta pregunta me recuerda una muy parecida que le hice yo dentro de una entrevista para un periódico escolar a mi profesora de literatura Carmen Arcas que fue finalista del premio de poesía Adonáis en el año  1978. Era la siguiente. ¿Qué hay que hacer para publicar un libro? Carmen me dijo que todo libro acaba por publicarse,  que hay que ser paciente, esperar y trabajar.  Desde ese momento supe que algún día yo publicaría.
 En el año 2001,realicé una autoedición de mi poemario  Entre el Cielo y el Agua. Ella fue la presentadora del libro. Siete años después le llegó el turno a No crecieron rosas sobre sus tumbas y a Cuatro romances y una leyenda. Este año a Sirenas en la niebla. Todo es cuestión de perseverancia y de creer en uno mismo.

9. Recomiéndanos un libro.
 Esta  es una pregunta difícil ya que son muchos los que me gustan. Voy a elegir dos, uno clásico y otro actual: La Odisea de Homero y La Conjura de los necios de John Kennedy Toole.  Este último me lo he leído tantas veces que me lo sé de memoria y en mi casa hablamos de sus personajes como si fueran reales, viejos conocidos.

10. Por último, un consejo para los que quieren escribir.
 Me vas a permitir que de tres, pues este número tiene un gran valor simbólico y como andamos entre símbolos, pues resulta hasta adecuado.
Primero: leer mucho, mucho, pero como decía el profesor Tierno Galván que había que hacerlo, tal como las gallinas beben agua. Es decir, reflexionando.
Segundo: Llevar unas antenas puestas para captar todo aquello que te rodea y por supuesto el  saco de trapero a la espalda para guardar todos los tesoros que te encuentres por el camino.
Tercero: Ser trabajador, constante y perseverante. Teniendo en cuenta que a veces los periodos en los que no escribes, los silencios creativos, forman parte del proceso de la escritura. Utilizando un símil gastronómico,   para que el mosto se convierta  en un buen vino es necesario que duerma en el silencio y la oscuridad de la bodega que permitirá la fermentación del azúcar. Un escritor debe saber que el silencio hará que su creación se transforme en algo nuevo y  maravilloso

Muchas gracias Ana por estar aquí.

Os deseo grandes lecturas.
 
Laura.

martes, 20 de septiembre de 2016

La sombra del viento

Esta reseña se veía venir, lo sé. Repito hasta ser cansina que "La sombra del viento" es mi libro favorito. Cuando estoy muy atascada con algo lo releo.


La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón.
      
          565 páginas. Editorial Planeta.
            
                22€ en tapada dura.


* SINOPSIS *
Un amanecer de 1945 un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.
La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo a las tinieblas de la posguerra. La Sombra del Viento mezcla técnicas de relato de intriga, de novela histórica y de comedia de costumbres pero es, sobre todo, una tragedia histórica de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros, manteniendo la intriga hasta la última página.
* OPINIÓN *
"Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó por primera vez a visitar el Cementerio de los Libros Olvidados. desgranaban los primeros días del verano de 1945 y caminábamos por las calles de una Barcelona atrapada bajo cielos de ceniza y un sol de vapor que se derramaba sobre la Rambla de Santa Mónica en una guirnalda de cobre líquido".

¿Quién puede resistirse a seguir leyendo? Solo con esa frase Daniel Sempere me conquistó.

Si tengo que ser sincera no entraba en mis planes leer este libro pero María, ¡gracias amiga!, me insistió tanto que me lancé, no sin antes hacer una afirmación contundente: lo voy a leer pero ya te digo que no me va a gustar. Con lo guapa que estoy calladita...

Tiene un ritmo de lectura tan rápido y, a la vez, tan pausado que te debates entre leer de un tirón para saber qué pasa o frenar y disfrutar cada palabra. Eso es algo que me encanta de una lectura.

Los personajes son pura vida. Crecen, maduran, degeneran, cambian, mueren... Y todo entre tus manos. No existen personajes planos en esta historia, todos existen por algo, todos tienen su propia trama que se enlaza con la principal de una manera tan natural que no concibes la novela sin cada uno de ellos.

La sombra del viento tiene una trama que te atrapa, te seduce, te absorbe. La atmósfera que crea Ruiz Zafón se enreda de forma invisible para desembocar en un final espectacular. Las visitas al Cementerio de los libros olvidados son el sueño de todo lector. Un lugar regio y secreto a donde van a parar los libros sin dueños, libros olvidados, libros malditos... que están al cuidado de un personaje singular.

Si tuviese que definir esta historia con una sola palabra sería: PERFECTA.  Tiene un poquito de todo: amor, amistad, intriga, maldiciones, amores imposibles, obsesiones que se alargan en el tiempo, desconsuelo, humor, duelos al amanecer, asesinatos, escritores malditos, libros abandonados, ecos de una guerra y unos personajes a los que adorarás y otros a los que odiaras.

Me dijeron que escribir sobre mi libro favorito sería difícil pero nunca imagine cuanto. Poner distancia con un libro que adoras es casi misión imposible, creo que el casi sobra, pero lo bonito del mundo es hablar con pasión de aquello que te gusta.

Que levante la mano quien no haya leído este libro y los que lo habéis hecho contadme, por faaa, que os transmitió esta historia.

Os deseo grandes lecturas.

Laura.










viernes, 16 de septiembre de 2016

Las resacas literarias.


La entrada de hoy es un tema peliagudo en la vida de un lector. Todos conocemos las crisis lectoras. Son temidas. Es muy frustrante ver la cantidad, ingente, de libros por leer y tú no puedes ni acercarte a ellos. Conozco la sensación, pero a mí lo que me mata son las resacas literarias.

Resaca literaria. Curioso par de palabras. Frase corta pero contundente y dolorosa, muy dolorosa. Asfixiante, diría yo.

No sé si existe una definición para ese sentimiento. Si os soy sincera no me he molestado en averiguarlo, pero esas dos palabras me producen tal sarpullido que mi mente se rasca sin parar.

La resaca literaria es, según yo, ese momento de tu vida lectora en que lees de forma tan voraz que al acabar un libro no tienes ni repajolera idea de que has leído. Vamos que no eres capaz ni de recordar cómo se llamaba el personaje principal. Aún no has acabado el libro que tienes delante y tu cabecita ya está planeando las lecturas de las dos próximas semanas, que lo cumplas ya es otra cosa..., y te fuerzas a leer un capítulo al que le quedan treinta páginas cuando desde hace diez estás confundiendo a Mr Darcy con sabe dios quién.

Esa sensación es como haber estado toda la noche echando unas piezas en la verbena del barrio y cuando llegas a casa sigues bailando, con la música aún zumbándote en los oídos, pero tú pretendes ponerte a estudiar Filosofía.

He tenido épocas realmente horrorosas. De esas en las que piensas que la lectura y tú ya no habláis el mismo idioma, que ya no vas a volver a leer porque tu cerebro se ha quedado atolondrado como el del Quijote y ya solo ves molinos donde antes veías grandes aventuras. Pero no, mi pequeño librero, las lecturas volverán.

¿ Me aceptáis unos consejillos ? Venga va, os cuento lo que me funciona a mi:

  • Esto os va a parecer muy raro pero lo más básico es auto imponerte una crisis lectora. Sí, como lo lees. Lo mejor para esto es no leer, aunque sea por unos días.
  • Cuando decido retomar la lectura siempre lo hago con un libro de relatos y antes de dormir. Según mi teoría a menor longitud menos estrés mental. Pasar por una resaca literaria y volver a la carga con una novela de trescientas páginas es desandar el camino. Leer antes de irme a dormir es, para mí, el mejor momento: silencio, luz tenue y relax. Mejor atmósfera... Imposible.
  • Fuera agobios. Cuanto más fuerces la máquina menos tardará en fallar. Todo pasa y esto también pasará.
¿Habéis pasado por una resaca literaria? Contadme vuestro trucos  para vencerlas, que la última ha sido muy larga.

Os deseo grandes, y relajantes, lecturas.

Laura.

martes, 13 de septiembre de 2016

De compras literarias en el Rastro.

¡ Hola libreros !

No hay nada que le guste más a un lector que una librería pero si hay algo mejor, para mí, es un rastrillo donde se venden libros de segunda mano.

Torre de Espantaperros.
Hoy vengo a hablaros de mi visita al " Rastro de Antigüedades " de Badajoz.

La "Torre de Espantaperros" no abre las puertas a lo que yo llamo: mi paraíso literario. Es el rastrillo que se celebra de forma mensual en mi ciudad y entre sus puestos hay varios que se dedican a los libros de segunda mano: ¡ FELICIDAD ABSOLUTA !

Reto
No os asustéis por el desorden, la mayoría están en perfecto estado y se pueden encontrar muy buenos libros. Este pertenece a la fundación "Reto" pero también los hay de particulares.

Churrería Aaa
En la churrería benéfica encontramos una pequeña salita, a la que no pude hacerle fotos, con estanterías de suelo a techo con cientos de libros de todas las temáticas, colocadas sin orden y no me preguntéis porqué pero eso me encanta. Ese desorden provocado.

Además si no llueve sacan otras estanterías más pequeñas. Libros y más libros colocados, mezclando temáticas e historias.

Cien cañones
Por último, la librería "Cien cañones" que ha sido reinaugurada en una de las calles más antiguas de la ciudad.

Cuando la visité aún no estaba completamente montada y no pude hacer fotos pero en unas semanas volveré y os la mostraré enterita. Su propietario quiere incluir varias actividades y secciones que por aquí no se suelen hacer y con las que yo voy a ser muy feliz.   

Como os conté en el booktag de 8 cosas literarias sobre mí, me chiflan los libros de segunda mano y no suelo perderme esta cita ningún mes.

Contadme, ¿ visitáis los rastrillos y librerías de segunda mano?

Os deseo grandes lecturas.   
 
Laura.   

jueves, 8 de septiembre de 2016

Reseña "Sirenas en la niebla".

¡Hola mis libreros!

Este libro me llegó de parte de Ediciones Tombooktu hace unos meses. Poco sabía entonces todo lo bueno que este libro iba a traerme. Pronto os contaré, en una sección nueva, como un libro puede abrirte nuevas puertas, traer con él una amistad y quitarte miedos.

TÍTULO: Sirenas en la niebla.
AUTORA: Ana María Alcaraz Roca.
EDITORIAL: Tombooktu.
PÁGINAS: 492.
PRECIO: 18,95€.

**** SIPNOSIS ****
 
Aventuras, viajes, romanticismo, oscuros secretos, todo ello aderezado con una esmerada recreación histórica forman parte de esta apasionante novela sobre los misterios del pasado y su influjo en el presente, los secretos de familia y el proceso de la creación pictórica.
A finales del siglo XIX una joven de la alta sociedad inglesa se enamora de un pintor de gran talento y escasa fortuna. Embarazada, ha de huir hasta Mirabilia, una pequeña ciudad del sur de España para escapar a un triste destino forjado por los prejuicios sociales. Allí le esperan nuevos infortunios pues Fulgencio Conesa, quien la contrata como niñera, se enamora de ella y ocasiona su perdición.
Todo esto y mucho más descubre Elena Guillén en los diarios de Margaret Hills, niñera de su abuela Esperanza, junto con las claves que le permiten desenredar un turbio asunto de familia que cambiará su vida para siempre.
Sirenas en la niebla es una novela épica en la que el lirismo está presente y por cuyas páginas veremos desfilar una pléyade de personajes que nos atraparán por su hondura y que se desenvuelven en lugares tan evocadores como la Inglaterra victoriana, la Grecia agreste de principios del siglo XX o la efervescencia de una ciudad que vive el esplendor de «la fiebre de la plata». Una historia de emociones encontradas, de sentimientos candentes, de «amor constante más allá de la muerte».
 
**** OPINIÓN ****
 
"Sirenas en la niebla" me atrajo desde la sipnosis. Elena y Margaret son, para mí, las protagonistas por excelencia. Dos mujeres unidas por un secreto; dos mujeres que se enfrentarán a las pruebas de la vida y se crecerán ante ellas.
 
Elena siempre se sintió un bicho raro por el color de su pelo. Tras divorciarse y cumplir los treinta decide retomar sus estudios. Centra su Tesis en Hunter, un pintor poco conocido del periodo prerrafaelita, que le hará comprender muchas. El destino la llevará a encontrar los diarios de la niñera de su abuela y en su interior se encontrará con el pintor.
 
A través de Elena conoceremos la historia de Margaret y Hunter, dueños de un amor que traspasará la barrera del tiempo y podrá, por fin, ser libre.
 
Un secreto oculto durante más de un siglo saldrá a la luz desde las páginas de los diarios de Margaret y Elena comenzará la búsqueda de una verdad que acabará siendo la suya.
 
Su lectura es rápida pero en su justa medida. Los tiempos están tan bien definidos que vives cada giro de forma intensa. La ambientación es, para mí, su punto fuerte.  Es una historia cargada de simbolismo y que te hace viajar desde la Inglaterra victoriana a Mirabilia y de ahí hasta una Grecia marcada por la guerra y el miedo.
 
"Sirenas en la niebla" forma parte ya de esa, reducida, lista de libros que han conseguido enamorarme y hacer que lo mire con ganas de volver.
 
Contadme si la habéis leído y si aún no lo habéis hecho no tardéis por que es maravillosa.
 
Como siempre, mis libreros, os deseo grandes lecturas.
 
Laura.
 
 
 
 



martes, 6 de septiembre de 2016

Las arrugas y los libros.

Inauguro esta sección con un tema que siempre me enfada: las arrugas. Y sí, me refiero a las de la cara.

Me explico: he leído toda mi vida y en este momento, con mis treinta veranos, me sigue fastidiando, mucho, que me digan que libros tengo que leer. No sé por qué la gente se empeña en decirte que ya no tienes edad para leer ciertos libros.

¿Perdona? Suele ser mi respuesta.

Por más que me esfuerzo no entiendo esa manía de ponerle etiquetas a los libros. Comprendo que hay libros que no deben leerse a ciertas edades, pero que venga alguien ha decirme que no lea "Harry Potter" porque tengo los suficientes años para leer Harlequin (con todo el respeto para aquellos a quienes les guste el género) me toca las narices. Y mucho.

Os pongo en situación. Laura en la sala de espera del médico; Laura saca "Harry Potter y el cáliz de fuego"; señora que levanta la vista cual halcón en busca de su presa; Laura se endereza y llega la frase: ¡anda si es el libro que está leyendo mi nieto de quince años! Madre mía... Evitó el comentario del tipo de los de señora me importa un carajo y sonrío como la más dulce de las nietas. Como mi cara de indiferencia no la ahuyenta (con mi Santa madre tampoco funciona) se sienta a mi lado y me dice: 

- Apuesto a que estás leyendo ese libro porque se lo ha cogido a tu hermano pequeño. Como aquí no tenemos librerías...
- Para eso está Amazon. Te trae los libros a la puerta de casa.
- Sé lo que es Amazon pero tu cara me dice que que te gustan las novelas de romances apasionados.
- (WTF! WTF!) No, para nada. Prefiero los asesinatos y los ríos de sangre.
- Pues yo creo que cada uno tiene que leer lo que le mandan las arrugas.

¡Laura Contrera!, ¡Yo!, ¡Pase, por favor! Gracias a todos los dioses del Olimpo, salvada por el matasanos.
 
De camino a casa no dejé de pensar en la frase cita y en sí deberíamos leer lo que la sociedad etiqueta en los rangos de edad. Mi respuesta es NO, NO Y NO. Para nada. Para mí no hay límites en la literatura. Leí La Odisea con once años, Cien años de soledad con catorce y a los dieciséis habían caído tantos libros que ni siquiera sé los que he leído.

Mi libro favorito, La sombra del viento, está catalogado como juvenil, lo leí con dieciséis años y cuando lo cerré supe que sería "mi libro" para siempre. Lo he releído, y lo releeré, sin importarme si ya peino canas o si la dentadura no se sujeta a mis encías. Entonces, ¿por qué tenemos que limitarnos a un solo tipo de libros?, ¿no son los libros un medio para soñar, para vivir aventuras? 

Si es que, para colmo, ni siquiera tengo arrugas.

Y vosotros, ¿os dejáis llevar por las historias o por las etiquetas ?

Os deseo grandes lecturas.

Laura.


viernes, 2 de septiembre de 2016

El mundo amarillo. Albert espinosa.

¡ Muy buenas, mis libreros !

El libro de hoy es uno de esos catalogados como "autoayuda", de ese tema ya os contaré más adelante, pero es una historia preciosa y de ella nació la serie " Pulseras rojas ".


TITULO: El mundo amarillo.
AUTOR: Albert Espinosa.
PÁGINAS: 176.
EDITORIAL: Debolsillo.
PRECIO: 7.95€.
"SIPNOSIS"
El mundo amarillo es un mundo fantástico que quiero compartir contigo. Es el mundo de los descubrimientos que hice durante los diez años que estuve enfermo de cáncer. Es curioso, pero la fuerza, la vitalidad y los hallazgos que haces cuando estás enfermo sirven también cuando estás bien, en el día a día. Este libro pretende que conozcas y entres en este mundo especial y diferente; pero, sobre todo, que descubras a los «amarillos». Ellos son el nuevo escalafón de la amistad, esas personas que no son ni amantes ni amigos, esa gente que se cruza en tu vida y que con una sola conversación puede llegar a cambiártela. No te adelanto más: tendrás que leer este libro para poder empezar a encontrar tus «amarillos». Quizás uno de ellos sea yo... El mundo amarillo habla de lo sencillo que es creer en los sueños para que estos se creen. Y es que el creer y el crear están tan sólo a una letra de distancia. ¿Qué esperas a saber quiénes son tus «amarillos»? Albert Espinosa «Albert habla de un mundo al alcance de todos, y que tiene el color del Sol: el mundo amarillo. Un sitio cálido donde los besos pueden durar diez minutos, donde los desconocidos pueden ser tus mejores aliados, donde el miedo pierde su significado, donde la muerte no es eso que les pasa sólo a los demás y la vida es lo más valioso. Este libro habla de todo esto, de todo lo que sentimos y no decimos, del miedo a que nos quiten lo que tenemos, de reconocernos enteramente y apreciar quiénes somos cada segundo del día.

"OPINIÓN"

"El mundo amarillo" es un libro para leer en cualquier momento pero tiene un momento para ser leído. Lo sé, es contradictorio pero creo que sí lo hubiese leído en otro momento de mi vida no lo habría disfrutado tanto.
Cualquiera que conozca al autor sabe que tuvo cáncer pero ha hecho de eso un libro ESPECTACULAR. Intenté no formarme ideas en mi cabeza, pero me las hice y creo que fue lo mejor. Comencé a leer el libro esperando una historia que narrase como superó él su enfermedad y descubrí todo un manual de sonrisas. Por que te ríes. Sí, cuenta la historia de vivir con cáncer durante muchos años pero de tal forma que en ningún momento sientes que la enfermedad mermó su vida. No sientes pena ni miedo al leerlo pero sí muchas, muchísimas, ganas de vivir.
Con capítulos cortos y una lectura ágil este libro te hace sentir, vivir y soñar; porque los sueños están para hacerlos realidad.
Antes de despedirme quiero darle las gracias a todos los  "amarillos" de mi vida. A los que están, a los que se fueron y a los que vendrán.
 
Os deseo grandes historias, mis pequeños libreros.




8 cosas literarias sobre mí.

¡Hola mis libreros!

Hoy vengo a contaros cositas de mi "yo" lector. Es un #booktag que ya hice en mi perfil de Instagram pero en versión mini.

Creo que no soy la única que tiene sus rarezas en el tema libros/leer y menos si partimos de que ya se nos considera raros solo por el hecho de leer. Venga va empiezo, que acabo de abrir el blog y es pronto para los desvaríos:

1. Leo todo lo que cae en mis manos; desde libros al ticket de la compra. Cuando voy por la calle tardo una eternidad en cruzar hasta la calle más pequeña por el simple hecho de que me paro a leer hasta los carteles de las farolas.

2. Soy adicta a los marca-páginas. Si ya sé que es un tópico de estos tag pero es que lo mío es muy fuerte. Tengo desde los típicos que van a juego con los libros, una cantidad enorme, hasta unos preciosos que me hago yo.

3. Mi escritor favorito es Carlos Ruiz Zafón y su libro "La sombra del viento" es ese libro al que siempre vuelvo.

4. Esto que voy a decir para muchos es sacrilegio pero prefiero las ediciones de tapa blanda. La tapa dura me parece muy incomoda. Por supuesto tengo mis excepciones; pero no por que en esos casos si prefiera la tapa dura sino por puro ansia lectora. Los libros de Ruiz Zafón y Máxim Huerta los compro en cuanto salen y suelen venir de la mano de Planeta; por lo que no me queda más remedio.

5. Y hablando de ediciones... no me molesta que se me parta el lomo en las ediciones de tapa blanda. Para mí un libro con su arruguita en el lomo es símbolo de vida.

6. Leo tanto en físico como en digital pero tengo que confesar que el formato digital lo uso tirando a poco.

7. Me encantan los libros usados. Cuantas más vidas haya tenido más feliz soy yo.

8. No suelo leer dos libros a la vez, se me hace una bola todo en la cabeza y no sé si el señor Darcy era el galán de "Orgullo y prejuicio" o el de "Jane Eyre". Como todo tiene sus excepciones: si es un libro de relatos si que lo llevo a la par con la novela que tenga entre manos

Y eso es todo por hoy. Contadme, ¿qué manías tenéis a la hora de leer? ¡Os veo pronto!

Laura.

Mi maravillosa librería. Reseña.

Esta primera reseña me ha traído de cabeza. Cuando decidí abrir el blog pensé que lo mejor era empezar con una presentación y después que no había nada mejor que reseñar mi libro preferido, pues ni lo uno ni lo otro; voluble que es una, que le vamos a hacer. Leyendo " Mi maravillosa librería " se me encendió una bombillita. Desde que tengo recuerdos me veo curioseando en las estanterías de una librería por lo que no puede existir un libro mejor.


Titulo: MI MARAVILLOSA LIBRERÍA.

Editorial: PERIFÉRICA.

Páginas: 233.

Precio: 18.90€.


SIPNOSIS
«Hemos comprado una librería. En Viena. Escribimos un email con unas cifras, ofreciendo una cantidad que no teníamos, y al cabo de unas semanas lle­gó la respuesta: acaba usted de comprar una librería… Hemos pujado con un dinero que no tenemos, y por una librería que está en una ciudad donde no vivimos. Y la hemos conseguido. ¿Y ahora qué? Pues ahora tenemos que apechugar con el asunto.»
Petra Hartlieb tiene ahora una gran familia, un perro y una librería. Diez años atrás, estando de vacaciones en Viena, su ciudad de origen, supo de una bonita librería de barrio que cerraba sus puertas y estaba a la venta. Lo que en principio se planteó como una especie de broma (¿por qué no la compramos nosotros?), provocó en pocas semanas un cambio radical de vida, de ciudad y de oficio. Pero no fue fácil, tuvo que luchar contra un sinfín de contratiempos; no estaba preparada para convertirse en empresaria, y tampoco lo estaba para ser al mismo tiempo librera, esposa y madre.Este libro cuenta la historia de un desafío: cómo conseguir que una librería pequeña, tradicional y de barrio se convierta en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el siglo XXI.
Una estupenda historia sobre cómo conseguir aquello que amamos. Una historia llena de divertidas anécdotas y emociones sin fin, que logra, gracias a una escritura ágil, directa y muy empática, que todos seamos partícipes de las alegrías y los problemas de Petra. Es, además, una maravillosa descripción de la vida diaria de muchas librerías y en muchos países: un mundo en miniatura en el que, de algún modo, habitamos todos aquellos que amamos los libros.

MI OPINIÓN PERSONAL
Para Petra Hartie, autora y protagonista, y su marido la idea de hacerse con una pequeña librería que conocieron en un viaje a Vena empezó como un juego. Algo así como cuando ves en Ebay algo que quieres, que no te puedes permitir y para quitarte la espinita dejas una puja irrisoria que sabes que nadie aceptara pero que mira tú por donde te lo quedas. Pues eso es lo que les pasó a Petra y Oliver.
 En sus poco más de 230 paginas he reído y me he emocionado a partes iguales. No he podido evitar la risa en las escenas en las que Petra hace uso de su buen humor para sortear los peores momentos. Cuando tumba la opinión que tenemos de Amazon me hizo sonreír de corazón.
El ritmo de lectura es trepidante y como único punto negativo, en mi opinión, es que al no estar dividida en capítulos hace que la historia avance demasiado deprisa.
Es una historia que te enseña que con pasión, esfuerzo y sonrisas puede conseguirse hasta el sueño más inalcanzable.
8/10

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener su propia librería?
Nos vemos pronto y nunca dejéis de leer.
                       Laura.