Entrevista a Virginia Higa, autora de "Los Sorrentinos"


Hoy quiero que conozcáis a la autora de Los SorrentinosVirginia Higa, un pequeño libro que ha sido toda una sorpresa. Os dejo con ella:

1-¿Cómo nació Los Sorrentinos?
Nació de una combinación de eventos afortunados. Hace unos años volví a Mar del Plata, la ciudad donde viví los primeros años de mi infancia, y al restaurante donde sucede la novela. Ahí me reencontré con un mundo maravilloso que nucleaba recuerdos e historias de toda la familia. Un poco antes había leído Léxico familiar de Natalia Ginzburg y ese libro me hizo desear escribir también una especie de novela familiar alrededor de las palabras y las canciones. Y tuve la suerte de que en medio de ese proceso estaba haciendo un taller de escritura con Federico Falco, que es un gran escritor y lector, y que me dio el empujón necesario para continuar. La escritora Hebe Uhart también leyó los primeros borradores y me alentó mucho a seguir. Sin el entusiasmo de ellos dos quizás habría tardado mucho más en terminar la novela.

2- Chiche es quien mueve la historia, pero ¿quién es el Chiche?
El Chiche está basado en una persona real: el hermano menor de una familia de inmigrantes italianos en Argentina. Cuando su hermano mayor muere, él se hace cargo del restaurante familiar y lo convierte en el centro de un mundo. No tiene hijos, pero tiene muchísimos sobrinos y amigos y se convierte, a su modo, en una figura central de la familia y de la comunidad. Por otro lado, creo que también era una persona que se sentía incómoda con la identidad que la sociedad le había impuesto, y por eso con las palabras buscaba inventar nuevas categorías para el mundo, nuevas formas de clasificar las cosas. Era amante del cine y tenía una cultura enorme. También era el hermano de mi bisabuela y mi padrino.

3- ¿Hay algo de ti en el personaje principal?
Mi historia es muy diferente de la de Chiche, pero de alguna manera yo también siempre me sentí un poco fuera de lugar. Meterme en su historia me hizo entender algunas cosas de mi propia identidad, como que tal vez está bien resistir un poco las categorías que se nos imponen y buscar palabras nuevas para decir lo que somos. Y que incluso vivir en la indeterminación también está bien en términos de la identidad, que en el fondo no es tan importante. Es más importante el modo en que nos relacionamos con los que nos rodean, la comida que preparamos para nuestros seres queridos y el cariño que ponemos en las cosas que hacemos todos los días.

4- Los sorrentinos son un personaje más de la historia, ¿por qué elegiste esta pasta?
Elegí los sorrentinos porque están ligados a la historia de mi familia. Son como un tesoro familiar, la receta secreta, la cuestión mítica del origen, todo eso está grabado en nuestra historia. El mismo tiempo se convirtieron en un plato muy popular en Argentina. Todo el mundo los conoce, y muchos no saben que no vienen de Italia sino que se inventaron en Mar del Plata. Toda la historia me parece muy divertida. Me parecía muy gracioso también darle a algo tan simple como una pasta un estatus casi aristocrático: todas las familias poderosas de la historia siempre buscaron conectarse con un linaje mítico. Los sorrentinos son el linaje de esta familia y yo soy como el Virgilio que viene a contar el origen. La literatura es maravillosa porque permite todos estos juegos.

5- ¿Planificas o te dejas llevar por la historia?
En este caso me dejé llevar por completo. Sí tenía muy claro qué cosas quería incluir en la novela, como las palabras, las canciones, la historia de los sorrentinos y la historia del Chiche, y con eso en la cabeza fui dejando que la escritura lo cosiera todo. Lo que más me resulta es confiar en que en el acto de la escritura va a suceder algo, como una alquimia.

6- ¿Papel o digital?
Para la lectura prefiero casi siempre el papel. Pero no tengo problema en leer en digital si no hay otro modo de conseguir ese libro, o a veces en los viajes, para no cargar tanto peso.

7- El escritor, ¿nace o se hace?
Creo que las dos cosas a la vez. Es un poco una paradoja. Cualquier persona nace con ciertos dones pero tiene que trabajar para que esos dones se desarrollen al máximo. Es una especie de camino circular: poner esfuerzo y trabajo en algo para encontrar y lograr expresar de la mejor manera posible lo que estaba ahí desde el principio.

8- ¿Qué libro te acompañaría a una isla desierta?
Si voy a estar mucho tiempo me llevaría la Biblia. Nunca la leí completa y me parece un libro heterogéneo, deforme, monstruoso, de capa sobre capa, lleno de historias y de sabiduría.

9- ¿Qué es un libro?
Es otra de las cosas humanas, que, una vez creadas, tienen vida propia.

10- ¿Quién es Virginia Higa?
Ahora mismo, una argentina viviendo en Suecia, tratando de sobrevivir el invierno.

11- Para leer, ¿clásicos o contemporáneos?
En cuestión de gustos, defiendo la libertad de leer cualquier cosa que nos dé la gana. En términos de una formación lectora, sí me parece que está bien leer primero los clásicos. Si uno lee solo a los contemporáneos va a cometer el error de pensar que son originales.

12- ¿Nos recomiendas un libro?
Este año leí un libro muy hermoso y potente de un poeta español del que no sabía nada, y que me llegó recomendado por alguien con una sensibilidad y un gusto muy afín al mío. Creo mucho en esa manera de circulación de los libros. Se llama Sucederá la flor, de Jesús Montiel.

13- Un consejo para aquellos que quieren escribir.
No tengo consejos para dar, porque todos los caminos son distintos. La única certeza que tengo es que es una actividad de la perseverancia.

Muchas gracias a Virginia por dedicarnos este buen rato y a Editorial Sigilo por la oportunidad de conocerla y de poder disfrutar de Los Sorrentinos.

Os deseo grandes lecturas,

Laura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Donde mis pies me lleven de Erika Ramos

Entrevista a Teresa Guirado. Autora de "La vida soñada de Emma"

Entrevista Erika Ramos, autora de Donde mis pies me lleven