sábado, 1 de julio de 2017

La chica en la niebla de Donato Carrisi

El teléfono despierta a Flores, psiquiatra, a horas intempestivas. En Avechot, el pueblo donde vive, no pasa nada después de caer la noche. Al llegar al hospital se encuentra con un paciente al que no esperaba ver más: el agente especial Vogel. Está desorientado, lleva la ropa sucia y ensangrentada y solo recuerda que ha tenido un accidente de coche. Acompañaremos a Vogel en la investigación de la desaparición de Anna Lou, una chica de dieciséis años que se esfuma en pleno día sin dejar rastro.

La chica en la niebla es una narración trepidante con constantes saltos en el tiempo. Alterna capítulos donde nos cuenta el motivo que a llevado a Vogel a tener el accidente y, a la vez, qué fue lo que le pasó a Anna Lou. Esta estructura en los capítulos refresca la historia y ayuda a que la tensión crezca. Son capítulos largos, aunque se leen en un suspiro, con un ritmo pausado y siempre te dejan con ganas de más. Está narrado en tercera persona, pero esta voz  te confunde y te lleva por donde te quiere llevar. Dudas de todo y de todos. 

Vogel es un personaje atípico. Es frío, presuntuoso y solo sirve a una causa: él mismo. Pero algo tiene Vogel que te hace pensar que sin él el caso estaría perdido. Los personajes secundarios juegan contigo aun más que el agente especial. El narrador hará que entres en la mente de cada uno de ellos con un solo fin: manejar la tuya.

He disfrutado mucho de la trama de esta historia. Podría quedarme con el típico "te dejará sin aliento", pero esta historia va más allá. Indaga en la mente del protagonista, de los secundarios y en la del lector. Hacía mucho que un thriller no me resultaba previsible en algún momento de la lectura pero Donato Carrisi me ha tenido engañada hasta el final. ¡Y qué final! Cuando crees que ya está todo cerrado y empiezas a jactarte de que has descubierto su juego el autor te suelta la bomba. Sin duda, Carrisi sabe llegar al lector sin hacerse esperar, pero sin darle más datos de los necesarios. Al acabar la lectura necesitas más de lo que ya se conoce como el #FenómenoCarrisi.


Por último, agradecer a Duomo Ediciones el ejemplar.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.

3 comentarios:

  1. Es un libro que me gustaría mucho leer, el autor es muy bueno.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. He visto el libro varias veces y cada vez me llama más la atención, intentaré leerlo alguna vez.
    Por cierto, te sigo desde lectoradreams.blogspot.com.es un saludo

    ResponderEliminar