martes, 11 de abril de 2017

Y en nosotros nuestros muertos de Ana Medrano

En 2016 decidí darles una oportunidad a los escritores independientes. Alicia Domínguez abrió la veda con 'Viaje al centro de mis mujeres' (tenéis la reseña aquí) y no puedo estar más contenta con los autores que estoy descubriendo.

Hoy os traigo 'Y en nosotros nuestros muertos' de Ana Medrano, el primero de una tetralogía.

Magdalena Castelao, Nena, está a punto de enfrentarse a su segundo divorcio y  es incapaz de superar la muerte de su padre. No cree que sea un accidente y sus sospechas se confirman cuando, poco después de la muerte de su padre, descubre la desaparición de un espejo de cornucopia (un espejo muy importante para ella) en el taller de este. Luchará para convencer a su familia y a la policía de que hay algo más, pero no se imagina lo que su insistencia destapará. El inspector Javier Rivera la ayudará...

 Asesinato, robo, tráfico de arte, amor... Tiene una trama adictiva, de esas que te hacen leer hasta horas en las que hasta los animales nocturnos están ya dormidos. La transición entre capítulos, que no son excesivamente largos, es uno de los detalles (técnicos) que más me gustó, ya que empiezan con la estrofa de una canción que tiene algo que ver con lo que autora nos desvelará. Ana Medrano tiene una prosa sencilla y fluida pero crea grandes momentos de tensión que te dejan con ganas de más además de unas descripciones que no te marean y que te dan la información necesaria para no perderte. En cuanto a la ambientación, la historia danza entre Madrid y Galicia; el cambio entre los escenarios es muy natural.

'Y en nosotros nuestros muertos' está narrado en primera persona, lo vemos todo a través de los ojos de Nena. Desde la primera página empatizas con ella; sientes el dolor por la muerte de su padre y su furia porque nadie cree que sus sospechas de que la muerte de su padre no fuese un accidente sean ciertas. Nena tiene muchas espinas clavadas, de esas que tenemos todos. Es a la vez frágil y fuerte; indecisa y determinante; sincera, pero le aterra meter la pata.
Los personajes secundarios son maravillosos. En ellos vemos la importancia que la autora le da a la familia y a los amigos. Nena siempre tiene cerca a alguien que la alienta, como es el caso de Félix y Dado, o Sole, que es quien le hace poner los pies en la tierra. La historia también tiene momentos de humor y vienen de la mano de Lola, la hija pequeña de Nena. Lola refresca los momentos más tensos.

Ana Medrano nació en Madrid en 1965, estudió Arte, vivió dos años en Londres y tiene dos hijos. A 'Y en nosotros nuestros muertos' le siguen 'En el lugar de siempre' y 'Después de tantas penas'. Actualmente la autora está dando los último retoques a la cuarta y última parte de la saga 'Nena Castelao'.

¿Habéis leído el libro? Contadme en los comentarios que os ha parecido. Sino lo habéis hecho os recomiendo que lo hagáis, yo me pongo en unos días con su segunda parte. Muchas gracias a Ana Medrano por la oportunidad de leerla.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.

8 comentarios:

  1. Fíjate que tengo este libro muchísimo tiempo en el kindle, tanto que lo he recordado al leerte.Igual me animo porque pinta bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura rápida y buena. La autora juega muy bien con las palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola, pues la verdad que no suelo leer este tipo de autores, supogon que la publi de las editoriales grandes siempre acaba siendo más fuerte, pero me parece una iniciativa genial. Además, el libro pinta muy bien, así que tomo nota. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dales una oportunidad a los escritores independientes, hay mucho talento más allá de las grandes editoriales.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. Pues no lo conocía y me lo anoto.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu reseña. Espero que 'En el lugar de siempre' consiga atraparte también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuento pronto y gracias por la oportunidad de leerte.

      Un beso.

      Eliminar