miércoles, 7 de junio de 2017

Azul de medianoche de Simone Van Der Vlugt

Otro de mis géneros literarios favoritos es la novela histórica en cualquiera se sus subgéneros. Disfruto mucho tanto de las que nos hablan de un hecho real como de las que mezclan ficción y realidad. Me sorprenden los escritores que son capaces de montar toda una trama alrededor de un hecho sin alterar su verdad.

El error de una noche lleva a Catrijn a un mal matrimonio. Cuando un año después se levanta siendo viuda, solo puede sentir alivio. Al acabar el luto vende sus escasas posesiones y deja De Rijp, pueblo en el que vive, atrás. Su primer destino es Alkmaar, poco después llega a Ámsterdam, ciudad en la que trabaja como ama de llaves y de donde se tiene que marchar apresuradamente, para asentarse en Delft y conseguir vivir de su sueño: pintar cerámica.

Azul de medianoche está ambientada en la Holanda del siglo XVII. La autora nos abre las puertas del siglo de oro holandés y mezcla realidad y ficción de una manera espectacular. La venta de cerámica china, la aparición de Rembrandt como un personaje más y las magnificas descripciones lo convierten en una novela con una lectura ágil y que engancha desde las primeras páginas.

La voz de Catrijn nos acompaña durante la lectura, haciéndonos participes de todas sus vivencias. Es una mujer fuerte, decidida y dispuesta a no dejarse pisar por la vida. Vivirá varios amores que la dejarán conocer la multitud de variantes que tiene ese sentimiento, pero también se enfrentará a situaciones que la harán plantearse si tanto esfuerzo merecerá la pena.

 Los personajes secundarios nos mostrarán como se conforma la estructura social: la clase alta frente a los más humildes, a la que pertenece nuestra protagonista. Si tengo que destacar a uno de estos personajes sería a Evert, dueño de la fábrica de cerámica donde trabaja Catrijn y que será su segundo marido. Evert ha perdido a su mujer y a sus hijos en un incendio, pero no deja que esa pérdida lo consuma. Contratar a Catrijn, aun siendo mujer, en un puesto reservado a los hombre hace que se gane nuestro respeto. En el opuesto estaría Jacob, un exempleado de Catrijn, quien regresa a su vida para chantajearla y ocupar un puesto que no le pertenece. Jacob es un hombre ruin, que quiere escalar posiciones aprovechando cualquier oportunidad que se le presenta. Entre Evert y Jacob tenemos a Mattias, hermano pequeño de Evert y con el que la protagonista tendrá un fugaz, pero intenso romance. Mattias es aventurero y libre, no quiere ataduras hasta estar seguro de haber hecho todo lo que quería en la vida, su relación con Catrijn hará temblar muchos de esos ideales.

Muchas gracias a Duomo Ediciones por la oportunidad de leer Azul de medianoche.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.








2 comentarios:

  1. Estoy con ella,me está pareciendo entretenida aunque algo previsible.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No tenía ni idea de que existiese un libro así, pero me han entrado unas ganas enormes de leerlo. Solo con decir que logra mezclar la realidad y la ficción sin que parezca demasiado adornado o sobresaliente de la época creo que merece bastante la pena.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar