sábado, 7 de julio de 2018

Olga de papel de Elisabetta Gnome

Durante meses vi este libro por Instagram y cuanto más lo veía más crecían mis ganas por leerlo. La verdad es que no sabía el motivo por el cual la historia de Olga me llamaba la atención de esa manera, pero ahora sé que es por su sencillez. Le doy de nuevo las gracias a Duomo Ediciones por esta preciosa historia.


Olga Tindal sabe contar historias -que afirma haber vivido- como nadie, y Olga de papel sabe vivir las mejores aventuras hasta cuando no se lo propone.
Olga de papel emprenderá un viaje, y un osos la cortará por la mitad, para encontrar a la maga Aurelia y ser, por fin, normal. Pero ¿qué es ser normal?

"... opino que, si te cortan en dos, hace falta algo más fuerte para mantenerte junta."

Abrir el libro te hará aterrizar en Baricó, un pequeño pueblo donde todo el mundo se conoce, los chismes serpentean por las calles y sus habitantes son cuanto menos sorprendentes.  Los días pasan entre la vida del pueblo y las historias que la pequeña Tindal cuenta en voz alta; historias que son motivo de peleas entre los adultos: los que defienden que sus historias son reales y los que la tachan de mentirosa.

 A pesar de que nuestra "fina" protagonista sufre una gran transformación no es una historia enrevesada y ahí está todo su poder. Tiene un lenguaje sencillo, pero cuidado y con ritmo. Elisabetta tiene una prosa dulce, cuidada, que crea la atmósfera perfecta y te hace entrar en la historia sin darte cuenta. En los capítulos se alterna la historia de Olga Tindal con la de Olga de papel, separadas y a la vez unidas por su semejanzas y sus diferencias.

Olga de papel transmite unos valores impresionantes: la fuerza de la amistad, la tolerancia, el amor... Trata muy bien el tema de la autoestima, de la discriminación y del amor por uno mismo. Creo que es una novela para todas las edades, pero sobre todo para los jóvenes que están entrando en la adolescencia. A mí me habría gustado contar con historias así cuando me tocó enfrentarme al mundo que se abría después de la niñez. 

Mi primera intención fue leerlo y después pasárselo a mi hijo mayor Lucas, pero decidí guardarlo para las tardes calurosas del verano y leerlo en voz alta para todos. Será una bonita manera de releer esta historia. 

¿Habéis soñado alguna vez con ser normales? Olga de papel es para los se han sentido inadaptados, raros; para que los más pequeños y también para aquellos que peinen canas vean que ser normal no es ser como el resto y recordar lo importante que es contar historias.


Os deseo grandes lecturas,

Laura. 

2 comentarios:

  1. Hola!!!

    Apuntado queda. Lo había visto por las redes, en principio no me llamaba la atención, pero tras leer tu reseña sin duda diría que es un libro que disfrutaría yo también. Espero hacerme con él pronto. Gracias por la reseña.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la trama, la verdad yo no lo había visto aún pero si es más juvenil e introspectivo yo lo quiero. Me ha encantado tu idea para leerlo con tu familia, es muy hermoso, quiere decir que realmente debe valer la pena compartirlo. Definitivamente lo leeré. Gracias por tu recomendación. Beso.

    ResponderEliminar